Locos de Barro, Retratos en Barro de la Locura en Quillota

Locos de Barro, Retratos en Barro de la Locura en Quillota

El destacado artesano autodidacta de la greda, Hipólito “Chucho” Pérez, realiza una muestra los días jueves en la plaza de Quillota de sus trabajos denominada “Locos de Barro, Retratos en Barro de la Locura en Quillota”, en la cual recrea a 15 conocidos personajes exóticos y extravagantes de nuestra ciudad, propuesta financiada por el Consejo de Cultura y las Artes con apoyo de la municipalidad de Quillota.»Chucho» Pérez es el artesano de Quillota que ha asumido el vital y fundamental papel de retratista de los personajes, seres y situaciones que constituyen el cotidiano de esta geografía agrícola y urbana. En esta oportunidad se concentra en exóticos personajes, vagabundos o “locos”, inocentes e inofensivos que circulan libremente por las calles, realizando cada uno acciones o situaciones que el resto de los quillótanos aceptan como parte identitario de la ciudad. La muestra aspira a retratar con el talento y habilidad de Chucho estos personajes en su frágil y misteriosa vida, buscando reconocer y evidenciar su presencia, en alguna memoria plástica, visual y artesanal.Chucho Pérez puede y quiere desde su talento y generosidad homenajear desde la creación en figuras de Greda a 15 reconocidos personajes “locos” de la zona, rescatándolos con su graciosa, ingenua y bella artesanía.Estas obras tendrán un ambicioso recorrido de muestras. Lo mas destacable es su exhibición en todos los consultorios o Cesfam de la comuna de Quillota, permitiendo así un una efectiva llegada y apreciación a las cientos o miles de personas que acuden a estos centros de Salud de la ciudad.Hipólito, alias el “Chucho” Pérez es un reconocido artesano retratista en greda de Quillota, un imaginario popular, humorístico y original, y parte de la identidad inconsciente de la zona. Su contacto con la greda nace de niño, cuando jugaba con el barro en los cerros de Boco, relación que fue un continuo descubrimiento a través de sus manos y mirada. Nunca estudió Artes, su comprensión emerge en la cotidianeidad, su conocimiento no es reconocido como intelectual, teórico o reflexivo, es un hecho experiencial.